El sendero por donde CFT quiere meter a Curaçao creara más problemas

WILLEMSTAD.- El camino en el que CFT quiere meter a Curaçao, lo hundirá en más problemas. Curaçao no podrá salir de los retos grandes que tiene con la presión que están poniendo, sino más bien necesita de un aire a término largo para así atender sus problemas en forma estructural. Curaçao lo logrará solamente, si toma tiempo para venir con una reestructuración de calidad que sea duradera. Esto lo advirtió el Fondo Monetario Internacional, en su consejo presentado el pasado viernes. El Consejo escribió en el documento Curaçao: Principales Conclusiones del FMI, Junio 7 2019. El informe dio un vistazo de la misión periódica que las delegaciones del FMI hacen a los países miembros del Instituto. Después sacan un análisis más profundo que saldrá sobre la página web, en lo que respecta a sus retos anuales de todos los países.

FMI dice que Curaçao confronta su cuarto año consecutivo de recesión, debido principalmente a la crisis de Venezuela. La situación extendió los retos a largo plazo y debilitó las finanzas públicas. Simultáneamente la situación condujo a una “vulnerabilidad externa”. Por ello es importante implementar medidas de calidad que arrojen un cambio en las finanzas públicas de tal manera que se llegue a la sostenibilidad a largo plazo y a un crecimiento económico. En este marco, el FMI dice que las medidas diacrónicas, específicamente las que CFT estipula, no ayudarán a largo plazo y además serán contraproducentes.

La misión constató que la recesión que comenzó en el 2016 fue más seria para el 2018 con la crisis venezolana. El GDP (producto interno bruto) de Curaçao bajó en un 2.75% en el 2018, lo que ha hecho que estos últimos 5 años nuestra contracción económica fuese de un 5.5%. Reducción de refinaje, trasbordo del petróleo y servicios que tienen que ver con este sector, contribuyeron enorme a esta situación. Básicamente se puede decir, que la Refinería paró su producción en la primera mitad del 2018 y mantuvo a sus trabajadores en servicio. Se pagó a los trabajadores de la producción de cantidad pequeña de petróleo que tenía en sus depósitos. El efecto de la situación de petróleo no quedó en este sector únicamente, sino que alcanzó a otros sectores también. Esto aumentó el desempleo y retrocedió las entradas fiscales. El hecho requirió que se buscara producto petrolero con los proveedores más caros en la segunda mitad del 2018, la bancarrota de Inselair que estuvo relacionada con pagos pendientes desde Venezuela, contribuyó a que las cuentas internas bajarán nuestro producto interno bruto con un 29% y aumentara la inflación. La situación económica es un reto grande, no obstante el crecimiento rápido del turismo. El resultado es una economía que va atrás con un 2% en este año, en el cual el refinaje formó parte de esta contracción.

El turismo compensará parte de nuestra economía que está retrocediendo, pero no será suficiente. Si la Refinería cierra, sería un riesgo enorme que afectaría la recesión aún más que en la actualidad y colocaría a las finanzas públicas bajo más presión para compensar el impacto social. Si se mantiene a Refinería, el panorama prometería, aunque no sería fácil. La misión menciona también, cómo la deuda del Gobierno, justamente en razón de las deficiencias en las cobranzas por una parte, y la falta de control por la otra, subieron de 51% en 2016 a 55% en 2018.

El documento se refiere a los planes para reestablecer la economía y arreglar las finanzas públicas. Según la misión deben implementarse medidas de calidad para llegar a una sostenibilidad a largo plazo. “La sostenibilidad es más importante que la presión que se está poniendo detrás de los ajustes. Por ello la misión está de acuerdo en tratar de llegar a un balance fiscal en el 2021, pero con atención a las medidas de sostenibilidad. Este acercamiento es diferente que el acercamiento más frontal que CFT quiere implementar. “El acercamiento de CFT conduciría a la reducción de más gastos, incluyendo gastos sociales, y conduciría a un crecimiento que lograría que la restauración de la sostenibilidad a largo plazo sea más difícil. Al mismo tiempo es importante, continuar con las medidas legislativas y quedar comprometido con los ajustes a mediano plazo, para de esta manera llegar a un surplus primario para el período 2022-2024 que redunde en bajar las deudas del Gobierno”, así lo indicó el FMI.

SHARE

LEAVE A REPLY