Irán y Cuba afirmaron este lunes, con motivo de la primera visita de un presidente cubano a Teherán en 22 años, su voluntad de cooperar más estrechamente para hacer frente a las sanciones de Estados Unidos que afectan a ambos países.

“Lo que puede neutralizar el impacto de las sanciones es el intercambio de competencias entre los dos países”, declaró el presidente iraní, Ebrahim Raisi, en una declaración con su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel.

El dirigente cubano llegó la víspera a Teherán tras participar en la conferencia del clima de la ONU, la COP28, en Dubái.

Cuba está bajo embargo de Estados Unidos desde 1962 y figura en su lista de países que apoyan el terrorismo, al igual que Irán, sujeto a sanciones de Washington, en particular por su programa nuclear.

“Hay una determinación seria entre los dos países en cuanto al desarrollo de las relaciones”, comentó Raisi, y agregó que “un rasgo común” entre Irán y Cuba es que están “en contra del sistema de dominación” dirigido por Estados Unidos.

Díaz-Canel dio las gracias a Irán por su apoyo frente al “cruel” embargo impuesto por Estados Unidos, y arremetió contra “el imperialismo” norteamericano.

Los dos presidentes aprobaron siete acuerdos de cooperación en los sectores de la salud, la agricultura, la tecnología y la minería, entre otros.

La última visita de un presidente cubano a Irán fue la de Fidel Castro en 2001. Raisi fue recibido en junio en La Habana, en la etapa final de una gira por “países amigos” de América Latina, que incluyó a Venezuela.

© Agence France-Presse

LAGA UN KOMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here