Pueblo Soberano recordó a su líder: “Helmin Wiels”

WILLEMSTAD.- Ayer 5 de Mayo el Partido “Pueblo Soberano”, conmemoró a su líder máximo de todos los tiempos, Helmin Wiels. Este día, Wiels fue asesinado en el muelle de Marie Pampun. Justamente en ese sitio donde quedó arrancado brutalmente de este mundo, se celebró una ceremonia para recordarlo.

Fue hace 6 años cuando se le quitó la vida a Wiels. De acuerdo con el líder actual del Partido Pueblo Soberano, Dr. Bernard “Ben” Whiteman, ayer no se recordó por la despedida de Helmin Wiels, sino al contrario, fueron a recibirlo. El mira a Helmin Wiels como un refuerzo, como un consejero principal, como un aliado invencible en la lucha actual para sacar a Curaçao del abismo en el cual está sumergido el país.

“Helmin está junto a nosotros en la lucha para escribir páginas nuevas de la historia y la gloria de Curaçao”, según su líder actual, Whiteman. Pero las balas traicioneras mediante las cuales se pretendió silenciar a Wiels, netamente produjeron el efecto contrario, es decir; multiplicar sus ideas, sus ejemplos y su moral. Lo mismo que los esfuerzos Romanos para probar eliminar al Cristianismo, lo que procuró fue regar aún más el Cristianismo alrededor del mundo; de igual manera, el esfuerzo para silenciar a Helmin Wiels solamente lo que logró, fue regar y multiplicar sus ideas, sus ejemplos y su moral en todo Curaçao.

“Las ideas de Helmin, eran las de trabajar en la formación de un Curaçao nuevo, soberano y próspero, capaz de contar con un actor respetable y a nivel del mundo geopolítico cambiante”. Por ello, si queremos maestros verdaderos  formadores, que comprendan la diferencia entre enseñanza libre y la enseñanza gratuita, ellos deben ser como lo era Helmin. Si queremos trabajadores sociales, no burocráticos y que atiendan los latidos o las llamadas de su corazón respecto a las necesidades de los barrios, ellos deben ser como Helmin. Si queremos formar un ejército de trabajadores que luchen incansablemente por el adelanto de Curaçao, ante todo y en primer lugar, ellos deben ser como Helmin. Si nuestros lideres sindicales, no se venden a sí mismos ni a su causa sindical, sino que viven, protegen y engrandecen la tarea noble del sindicalismo, ellos deben ser como Helmin. Finalmente si los mandatarios, defienden desinteresadamente el interés general de Curaçao con todo su fervor, ellos deben ser como lo era Helmin, así el Sr. Whiteman terminó diciendo en su discurso.

SHARE

LEAVE A REPLY